Lunes 26 de Junio de 2017 -

Secciones Opciones
Contacto
Sociedad
Jueves 09 de Marzo de 2017

El 66,4% de los roles de liderazgo en las villas son mujeres

Estos roles corresponden a espacios de participación, coordinación y toma de decisiones con el fin de mejorar la calidad de vida de la comunidad.

El dato se desprende del Relevamiento de Asentamientos Informales de 2016 que realizó la organización en el territorio donde vive el 67% de la población.

Argentina, 8 de marzo de 2017.- En el marco del Día Internacional de la Mujer y sus consignas por visibilizar la contribución de estas a la construcción de la sociedad, la organización social TECHO revela que el 66,4% de los roles de liderazgo en los asentamientos informales son ocupados por mujeres. Estos roles de liderazgo corresponden a espacios de participación, coordinación y toma de decisiones comunitarias en los que se impulsan diferentes gestiones con el fin de mejo  rar la calidad de vida de la comunidad. El dato se desprende del   Relevamiento de Asentamientos Informales (2016)   que realizó la organización sobre el territorio donde reside el 67% de la población del país.
 
Las mujeres que residen en asentamientos informales enfrentan la situación de inequidad de su propio género en el marco más hostil que es la realidad de desigualdad del asentamiento: la mayor manifestación de la desigualdad de las ciudades donde millones de personas en Argentina y América Latina ven vulnerados sus derechos todos los días. Por otra parte, la CEPAL advierte en su último informe Panorama Social 2015, cómo los esfuerzos por reducir la pobreza en la región no alcanzan de igual manera a hombres y mujeres: desde 2002, en Latinoamérica, se incrementa el índice de feminidad de la pobreza, y la reducción de esta situación para el género femenino resulta más lenta con respecto a la situación del masculino.
 
“Es necesario visibilizar cómo las mujeres en los asentamientos tienen un rol protagónico en el desarrollo de sus comunidades al organizarse y movilizarse. Sumando a su jornada de cuidado del hogar y de trabajo fuera de la casa, una tercera jornada de participación en la comunidad. Esto también responde muchas veces a que el trabajo por la comunidad es también trabajo de cuidado desinteresado hacia otros y otras”, señala Laura Lacayo, directora de Gestión Comunitaria de TECHO Internacional.

Así es el caso de Máxima Galeano, una referente comunitaria del asentamiento 14 de Febrero en la provincia de Buenos Aires que participa en la mesa de trabajo de la comunidad, que reúne a otras vecinas y vecinos junto con el equipo de voluntariado de TECHO. De 39 años y con hijos, se moviliza con su comunidad para lograr contar con el servicio formal de agua, luz y recolección de residuos. Entre los logros comunitarios más recientes se encuentra la autogestión del alumbrado público y la construcción de veredas para el ingreso al barrio. “Cada fin de semana hacíamos 10 metros y así avanzamos hasta llegar a 110. Ahora vamos a continuar con otra cuadra más”, señala.