Martes 12 de Diciembre de 2017 -

Secciones Opciones
Contacto
Sábado 11 de Marzo de 2017

Hay un millón y medio más de pobres que el año pasado

Un informe del observatorio social de la universidad sostiene que, hasta septiembre, la pobreza alcanzó un 32,9%, lo que equivale a 13 millones de personas. Según la UCA, los planes no alcanzan para frenar la indigencia.

Según la UCA, hubo un millón y medio más de pobres el año pasado
Un informe del observatorio social de la universidad sostiene que, hasta septiembre, la pobreza alcanzó un 32,9%, lo que equivale a 13 millones de personas.
Según la UCA, los planes no alcanzan para frenar la indigencia.


Uno de cada tres argentinos vive en la pobreza. El Observatorio de la Deuda Social Argentina de la Universidad Católica Argentina (UCA) informó ayer que, durante los primeros nueve meses de 2016, se registraron en el país 1,5 millones más de pobres y unos 600.000 más de indigentes. Según el informe, aunque lleguen inversiones, no habrá derrame sin políticas activas hacia el sector informal. Si bien la suba de la pobreza se vio sobre todo en el primer semestre del año pasado, no pudo revertirse durante el segundo.

De acuerdo a datos actualizados a septiembre del último año, la tasa de pobreza ascendió de 29%, a fines de 2015, a 32,9% en el tercer trimestre de 2016, lo cual significaría un aumento de 1,5 millones de nuevos pobres. Desde su anterior medición (junio), a septiembre, la tasa creció un 0,3%.

En total, hay cerca de 13 millones de personas por debajo de la línea de pobreza y 2,7 millones de indigentes. Los datos no difieren demasiado de los del Indec que en septiembre informó que el 32,2% de la población económicamente activa se encontraba por debajo de ese nivel.

“Durante el último año, las medidas de ajuste económico, el contexto internacional adverso, la política anti-inflacionaria y la rezagada inversión privada y pública habrían agravado el escenario de crisis, más recesivo y adverso en materia de empleo y poder adquisitivo para amplios sectores sociales”, destacó la UCA. El informe advirtió que se trata de los niveles “más altos de los registrados desde 2009 a la fecha”, pero está “muy lejos de crisis sociales atravesadas históricamente por el país” como la del 1988-1990 y 2001.

La indigencia aumentó, en menos de un año, del 5,4 al 6,9% de la población urbana. Esto acumula un total de 2,7 millones de indigentes al tercer trimestre de 2016.

Según el Observatorio, “si bien este shock habría sido mucho más fuerte durante el primer semestre del año, la situación no se habría revertido durante la segunda parte del año. Aunque reconoció “una baja notoria en el ritmo inflacionario y una efectiva recuperación del empleo”, no se registraron “cambios significativos en el nivel de actividad ni en la demanda laboral”.

Agustín Salvia, investigador del Observatorio, destacó que se observa un aumento del subempleo y que “el proceso de deterioro del mercado de trabajo acumula la mayor población en la indigencia”.

En Buenos Aires, la región más poblada del país, una familia tipo (un matrimonio y dos hijos) necesitó $13.323,62 en enero para no caer en la pobreza (canasta básica total) y $ 5.528,47 para superar la barrera de la indigencia (canasta alimentaria), según Indec.

En la apertura de las sesiones legislativas, el presidente Mauricio Macri reiteró que su principal objetivo es reducir la pobreza. El gobierno apuesta a la llegada de inversiones. Pero la UCA advirtió ayer: “Aunque vengan inversiones, no habrá derrame hacia los sectores menos dinámicos si no hay políticas activas de desarrollo local-regional, hacia el sector informal y y las economías sociales”.

Las claves
El porcentaje de población pobre aumentó de 29%, a fines del 2015, a 32,9% en septiembre del 2016.
En total, en los primeros nueve meses del 2016, 1,5 millones personas cayeron en la pobreza.
La indigencia tuvo un aumento de un 5,4 al 6,9% entre la población urbana.
Unos 600.000 nuevos indigentes.