Buenos Aires, Republica Argentina. sábado, 19 de abril de 2014
< >
OPINIóN > VILLA 31 - RETIRO
El sueño de Adams

Los dirigentes barriales tenemos que ser todo. Electricistas, plomeros, albañiles, consejeros, amigos y compañeros. Esa es la única forma de poder ayudar a los vecinos, y de esta forma era Adams Ledezma. En las villas hay muchas necesidades y el dirigente siempre tiene que estar para responder, si el dirigente no está, no sirve, no es dirigente social.

Por Pancho Benavídez, director de Mundo Villa

Imágenes
Siguiente
Anterior
Pancho Benavídez, Director de Mundo Villa.

Es así que Adams Ledezma estaba con el buscapolo en mano cuando le quitaron la vida, murió, sí, pero murió siempre siendo un dirigente social, y sus vecinos lo saben.
Hablando con Adams y con otros dirigentes siempre planteamos la necesidad de tener una ambulancia en cada barrio. ¿Cómo puede ser que cualquier pueblito tenga una ambulancia y en villas de más de 50.000 habitantes no quieran ingresar?
No puede ser que un enfermero o un chofer de ambulancia no quieran entrar a un barrio humilde si no es con una patrullero. Si dicen que tienen miedo a que les roben, que se busquen otro trabajo. De todos modos nuestra propuesta y la de Adams es que en cada villa de la Ciudad haya una ambulancia con choferes y enfermeros de cada barrio. Siempre ahí dispuesta y alerta a cualquier emergencia que surja. En las villas se puede encontrar gente capacitada y comprometida para realizar esas tareas. Es la única forma de lograr la integración.
Escuchando a la mujer de Adams, Ruth, nos deja el mal sabor de saber que si hubiera habido una ambulancia en el barrio nuestro amigo Adams Ledezma estaría vivo.

Buscador
Mundo Villa TV
Encuesta
¿Está de acuerdo con los linchamientos?